jueves, 17 de abril de 2008

Eres tonto

Embriagado por el espíritu ibicenco y en relación con la historia que cuento en este blog y la escapada que ya menciono de la Jaula de Oro, concepto que se repite en otros blogs y sobre el que se debate mucho, como por ejemplo en "Vida de un consultor", escribo esta rápida entrada y reflexión.

Que cada cual elija su vida pero que lo haga con la certeza que no es una vida vacía o una vida que no es la que le corresponde en realidad, que es la vida que realmente quiere vivir. Hay mucha gente que vive una vida que no es la suya, que intenta que su vida sea parecida a lo que se supone que es el éxito y el triunfo social y profesional, víctimas de su propia vanidad y de la vanidad de los que los rodean. Y en ese intento deja de lado cosas importantes, siendo a veces demasiado tarde cuando intenta reaccionar.

Conozco casos así ( el mío pudo serlo ), donde ( y voy a caricaturizar para poner un ejemplo extremo ) detrás de un escenario de éxito rutilante, cinco dígitos en la nómina de cada mes, muchos vuelos, muchas videoconferencias, mucha blackberry y mucho traje a medida, no hay nada más, una vida vacía : la de alguien que cuando se acuesta y va despojándose de tanto artificio ( aparca el Cayenne en su plaza de garaje, desconecta la alarma e introduce órdenes a la central domótica, deja el maletín y el portátil en el salón minimalista de su casa de 600 m2, se quita el Patek Phillipe y lo deja en la mesita de noche de diseño italiano, pone en carga el iPhone, se quita el traje de 3.000 euros y los gemelos de oro, etc... ) se mete en la cama siendo tan sólo un hombre vacío, o relleno de serrín o hueco ( "hollow man", que diría T. S. Eliot ).

(Por supuesto, no todo el mundo que vive en esas circunstancias tiene una vida vacía. Son felices con la vida que tienen, lo cual es admirable, y ésa es la vida que quieren vivir. También hay muchas otras vidas vacías en circunstancias muy distintas. ¡Hay tanto que decir sobre vidas vacías! ).

Para ilustrar lo que pretendo exponer, os referencio al vídeo de la nueva canción de El Canto del Loco, "Eres tonto". Me ha gustado mucho. Hay que fijarse bien en todos los detalles que se muestran y en la letra ( "aparentar ser la persona que tú siempre habías querido", " por qué no eres tú mismo y no algo parecido" ). No tiene desperdicio.

( Han producido tres vídeos para la misma canción, que cuentan historias de vidas vacías interrelacionadas en una historia común, pero destaco este primero ).

Proximamente continuaré con la historia : mi segundo cliente, los pescateros.

8 comentarios:

bisbal dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay gente que no trabaja para vivir sino que vive para trabajar.
Si uno es feliz así, pues enhorabuena. No todo el mundo piensa y actúa así. Poco a poco nos vamos dando cuenta (y mira que nos cuesta...) que para conseguir o al menos estar cerca de la felicidad hay que compaginar lo personal con lo profesional.

WebMaster Jhon dijo...

La verdad es que este post que has escrito, también lo tengo en la mente. Espero que no pase eso yo no quiero vivir para trabajar, eso es lo último. Me alegro que tu supieras plantarte. La verdad es que cuando pienso si entrar en este mundo, me hago preguntas y reflexiones como las que has realizado, y me da cierto respeto ya que me gusta ver un poco más que lo voy a estar haciendo mañana. Me gusta planear con un poco de futuro más lejano.


La verdad es que me encanta tu blog, y por cierto supongo que no seria facil salir del mundo de la jaula de oro (consultoria) como dejar de ser director de ti. Por cierto ¿te montaste tu empresa? No soy del tomate, pero tengo cierta curiosidad de la labor que estás realizando ahora, ya que supongo te habrán servido los conocimientos adquiridos en puestos anteriores.

Thx Yuki.

Aluziner dijo...

Yuki, yo tambien sigo tu blog desde el principio y me parece excelente, ya me dio curiosidad, igual que a webmaster jhon, ¿A que te dedicas ahora?... ¿What do you do for a living? :-)

Salu2

Maria dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada. Es cierto que la gente elige que clase de vida quiere vivir, y hay gente que le gusta eso. Trabajo en una consultora prima-hermana a la que trabajabas tu, y por desgracia, veo que mucha gente que me rodea y hace las brutalidades de horarios que hacen es porque no tienen a nadie que les espere en casa, y eso es muy triste... Webmaster Jhon, yo me planteaba todo eso antes de entrar en consultoria y me lo sigo planteando. Para las mujeres además es más díficil a la larga compaginarlo con la vida personal, sobre todo si quieres formar una familia. Es cierto que aprendes mucho, pero creo que si no eres un adicto al trabajo y te gusta vivir (si, entre semana también), a la larga es un monstruo que te acaba devorando.

Gura dijo...

Lo triste es hacer esos horarios teniendo alguien que te espera en casa.

A mi la consultoría me llama mucho la atención, y por eso leo varios blogs como este, el de rgil, el de la vida de un consultor, etc, pero hasta ahora he cubierto solamente puestos totalmente técnicos.

¿Podrían ser mis 21 años y el no disponer de un título universitario una barrera de cara a la consultoría?

yuki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Yuki dijo...

Bisbal y Maria, estoy totalmente de acuerdo con vuestros comentarios. "Es un monstruo que te acaba devorando", me ha encantado esta expresión tuya, María. Exacto, María, tal cual me pasó a mí. Empezó a devorarme, pero no me dejé. De todas formas hay gente para todo y todas las posiciones son respetables. Acabo de recordar que me contaron ( me contaron, luego igual no es totalmente cierto ) hace muchos años que una socia de una gran empresa consultora a la pregunta de si quería tener hijos contestó que para tener hijos ya tenía perros. Eso sí, se vanagloriaba de cenar en su casa todas las noches con un vinito reserva/gran reserva de 4-5 mil pesetas de la época, para celebrar su trayectoria profesional. Su marido trabajaba con iguales horarios y al final del día compartían un par de horas cenando con un buen vino. Lo demás sería mediante postits en el frigorífico. Pero quizá en eso consistía la felicidad para ellos. Para mi, desde luego que no.


jhon y aluziner : el objetivo inicial de este blog es contar mi historia profesional desde consultor hasta que abandoné ese mundo tras unos años como director de TI. Como ya le comenté a jhon en otro comentario, tras ello invertí en una empresa y de ahí, tras oportunos y coyunturales cambios ( el universo conspiró para que pudiera hacerlos ), pasé a otra dimensión, alejada totalmente de lo ejecutivo y lo profesional. Me vais a permitir que de momento no cuente más. Seguiré contando la historia y al final me plantearé si cuento más.

Finalmente, Gura : hay muchas empresas de consultoría. Con el perfil que nos cuentas que tienes cabe la posibilidad de que puedas trabajar en alguna de ellas. Eso sí, en AC ( y en las grandes en general, hasta donde yo sé ) te piden titulación universitaria superior. Pero es cuestión de hacer una prospección en el mercado de la consultoría y ver dónde puedes encajar. Suerte.

J P dijo...

Me ha encantado la descripción, es realmente gráfica e ilustradora. Cada uno es cada uno, y Dios los cría y ellos se juntan. Vivir en pareja creo que es para estar los dos dentro, o fuera.

Por cierto, respecto a la delgada línea del anonimato, hoy comentábamos el asunto en algunos blogs. Yo me apunto a lo de "de momento no cuento más".